Salvia Apiana

La Salvia apiana, conocida comúnmente como “Salvia Blanca”, es un subarbusto nativo del suroeste de Estados Unidos y el noreste de México. Puede alcanzar más de un metro de altura. Sus hojas se encuentran en la base, y sus flores brotan en cúmulos. Son de color blanco, con manchas y vetas color lavanda.

Era utilizada por los nativos americanos como una herramienta sobrenatural para purificar cuerpos o espantar malos espíritus. También aprovechaban sus cualidades medicinales, como ser aplacar la fiebre, o utilizar sus hojas como cataplasmas para aprovechar sus cualidades cicatrizantes. Estas tribus creían que su ingesta prolongada en infusiones podía llegar a hacer a una persona inmortal.

Salvia apiana o salvia blanca

Hoy día sus aplicaciones son menos místicas, pero igual de útiles.

Las propiedades antisépticas de su aceite esencial la convierten en un bactericida natural; al tiempo que relaja los músculos y el sistema digestivo. También estimula el sistema nervioso central y regula el nivel de las hormonas, lo que ayuda a superar estados de stress, apatía, y desgano. Es muy útil para las mujeres, a quienes alivia los síntomas de la menstruación, deshincha el vientre y activa el vaciado sanguíneo. También tiene sus efectos sobre la sudoración, disminuyendo la cantidad de sudor y el mal olor corporal.