Aplicaciones de la salvia

La Salvia es una planta con aplicaciones tanto en el terreno de la medicina natural, como en el de la gastronomía y los aromatizantes, si bien es en el ámbito medicinal donde más se suele emplear.

Hirviendo medio litro de agua con dos cucharadas de hojas secas de salvia, es posible preparar un excelente remedio para la laringitis y las irritaciones de garganta, que aplicaremos tibio y en gárgaras varias veces al día.

También podemos preparar infusiones con una cucharada de hojas desmenuzadas por taza. Estos tés serán un buen alivio para la inflamación de vías respiratorias altas, tos y hasta tuberculosis. Dichas infusiones serán de gran ayuda durante el período menstrual: deshinchará el vientre, disminuirá los dolores de cabeza y propiciará el vaciado sanguíneo al tiempo que disminuye la irritabilidad.

aplicaciones de la salvia

Al mezclar un litro de agua caliente con las mismas dos cucharadas de hojas secas de Salvia, podemos obtener un brebaje que, luego de filtrarlo tras dejar que repose 10 minutos, reducirá la sudoración de nuestro cuerpo y sus malos olores. Esta misma receta puede aplicarse como loción a través de algodones directamente sobre la piel, para aprovechar sus cualidades antisépticas y aliviar cortes, llagas e infecciones.

usos de la salvia

Su aceite esencial es utilizado en aromaterapia para crear ambientes de relajación. Suele utilizarse para calmar a personas que padezcan demasiado stress. Es aplicado en vapores, baños termales, o masajes.

Suele utilizarse para condimentar carnes, aderezar quesos, o sazonar el espagueti. Su uso e muy extendido en la cocina vegetariana, donde le da un sabor especial a cremas, mantequillas y ensaladas.